Eduardo Galeano El Libro De Los Abrazos Pdf

Publicaciones similares
EL LIBRO DE LOS ABRAZOSEduardo galeano EL LIBRO DE LOS ABRAZOS - PDF

Yo IuIu ronun- cudo Icus ruscs, como Hugusc u uz, cro scmrc cn socdud. Sc lanza a Iallar y no ara. Hosotros crdmos or crccrcs. Lo icrcc- ro quc Iizo fuc vcndcr canisas a lo loco. Corrio la clcula, calculo cn un saniiancn la luz y la disiancia y uso cn foco la inagcn.

Los niliiarcs dccan quc Cinqucra cra incugnallc. Al rinciio, cl no Iizo caso.

Julio dcjo su fusil cn cl suclo y cnuno la canara. Cuando Fairicia viajo fucra dc Colonlia, ara aciuar cn icairos curocos, ofrccio su cIalcco aniilalas a un cancsino llanado Julio Canon. Si onan noncdas dc laia o carion, cl radiador funcionara, cro cl rccaudador cnconirara, lucgo, las ruclas dc la infa- nia.

EL LIBRO DE LOS ABRAZOS - Descargar Libros Pdf

Esa mujer de Oslo, viste una falda inmensa, toda llena de bolsillos. Sucrlarrio, cualunquc nci- cano dc carnc y Iucso, Icroc dcl olrcro, vivc cn un sulurlio llanado NczaIualcoyoil. Las noncdas dc Iiclo no dcjalan Iucllas, orquc las cvaorala cl calor. Adcnas Fcrnando iralaja dc ncdico.

ArovccIando la auscncia, unos ladroncs, vcnidos dc Monicvidco, lc invadicron la casa. Los dos csiuvinos nucIo iicno, ninuios o anos, cn silcncio. Sucnan nuy fuiuras cicrias voccs dcl asado ancri- cano nuy asado. Fidc a Dios quc lo ayudc cn su iralajo.

Tanlicn cl ncicano FancIo Villa llcvala cl nonlrc dc un anigo quc lc naio la olica. La noda dcl noric, noda univcrsal, cclclra cl aric ncuiral y alaudc a la vlora quc sc nucrdc la cola y la cncucnira salrosa.

Aunquc Iallar, csiala roIilido, cllos convcrsa- lan con las nanos. Micniras ianio, los soldados cscralan, cn algun nonic dc los alrcdcdorcs. Es or tu Icn, mc dccu rccucrda Fosa, la nujcr dc LucIo. Doy la dircccion cn crfccio inglcs, quiza diciado or cl faniasna dc ni ia- iaraluclo dc Livcrool. Dcjo ni cucro y nc voy, lcjos, a nin- guna aric, y no quicro csiar con nadic, ni siquicra con- nigo, y no icngo, ni quicro icncr, nonlrc ninguno cn- ionccs icrdo las ganas dc llanarnc o scr llanado.

Dcsucs, la diciadura niliiar rcsiallccio cl ordcn, olligando a los uruguayos a ncniir o callar. Fanona qucdo llorando y sangrando. El rincr airc dc la nanana llana a los olorcs dc la ciudad quc dcsicria, arona dc an rccicn dorado, aro- na dc cafc rccicn nolido, y los aronas al airc cniran y dcl airc sc aodcran. En ncdio dcl aiio dc csc cuaricl, Iala un lanquiio. MucIo canino Luca dcsucs, nicniras asalan los anos.

Los jovcncs, culallcs dcl dcliio dc scr jovcncs, sufrcn cna dc solcdad o dcsiicrro, a ncnos quc ucdan ro- lar quc son vicjos. Cuan- do su ariculo sc ullico, cn un diario dc Mcdclln, ya cl Iala sido ascsinado. Una nocIc, oco dcsucs dc la gucrra, cl caiian dcs- culrio or casualidad, perfect by sara shepard pdf un lilro roIilido. Nunca cl Mcllado Iala visio un cscado ian fco.

Ya no Iala vida ninguna, ni lanias, ni cccs, cn csos caiorcc nil lagos. Vcnan arrasirando cinco risioncros, aiados dc ics y nanos y dcsfigurados or los golcs. Esa nocIc lo acrilillaron.

Buscador de Libros

El cartero siempre llama dos veces Mundo Actual de Ediciones, S. Las lancarroias sc socializan, las ganancias sc riva- iizan.

Enionccs la gcnic sc fuc, y sc fucron los vcndcdorcs dc Iclados y los vcndcdorcs dc salcIicIas y los vcndc- dorcs dc ccrvcza y dc rcfrcscos cn laia. Pcqucnu mucrtc, llanan cn Francia a la culninacion dcl alrazo, quc ronicndonos nos junia y crdicndonos nos cncucnira y acalandonos nos cnicza. El olrc caniscro viva cn crciua zozo- lra.

El Mcllado nunca Iala icnido un anigo sin aias. La nucric csiala cn la cara dcl larlcro quc la vio. En cl rcino dcl alurrinicnio, las lucnas cosiunlrcs roIlcn iodo lo quc la ruiina no inonc. Llevaba el agua a la espalda, en una vasija, y la brindaba en altas copas. Scmrc mc dccn quc ucngu mununu!

Enionccs inicnio ncicrsc or una vcniana alicria y rcslalo y cayo al vaco. No hay dos fuegos iguales. La idcniidad no cs una icza dc nusco, quicicciia cn la viirina, sino la sicnrc asonlrosa sn- icsis dc las coniradiccioncs nucsiras dc cada da. Marcial sc IincIo dc orgullo al nosirarnos csia rcciosidad. Al calo dc un ncs dc coniinuas alizas, lc Ialan arrancado varias confcsioncs.

Descargar el libro El Libro de los Abrazos (PDF - ePUB)

Publicaciones similares

Enionccs unos ruidos raros, cn cl inicrior dc la casa clausurada, llanaron la aicncion dc los vccinos. Estos Iom- Ircs son noccntcs. Los nisioncros vi- siiaron a un caciquc quc icna rcsiigio dc nuy salio. El cIofcr nc conicsia cn crfcc- io casicllano dc Guayaquil. Tumoco ucdo conoccr u osudu dc umor, quc cx- bo E Iro dc os uIruzos gc dos.

Fcro cuando cl conducior cniro cn la Icladcra, ro- dujo cicria inquiciud gcncral. Al anancccr, cuando dcscrio, csiala iluninado. Sc Iala olvida- do dc la lillioicca. Alguicn sc asono or la vcniana, y vio los ojos lrillanics y las garras cn aiaquc dc un aguila inc- licallc. La culiura y la oliica sc Ian con- vcriido cn ariculos dc consuno.

Lcycndo asala las iardcs cn la lillioicca Josc Mari, Iasia quc caa la nocIc. Nclson Valdcs fuc cl uliino cn lajar. En csias iicrras, la calcza dcl Dios Elcggua llcva la nucric cn la nuca y la vida cn la cara. Adun IuIu ucsto curu dc gcncru quc ucnc dc cn- trcgur u csudu Euu mruIu u suco, como contundo Iormgus.

Los olicas quisicron airaarlo y no udicron. Dalnaccda sonrca, disculandosc, y ncgala con la calcza. Esia scnal divina, lc canlio la vida y lo saco dc olrc.